lunes, 12 de noviembre de 2018

Cómo hacerte tú misma la manicura paso a paso


Si tus horarios de vida son una locura y no tienes tiempo de ir al salón de belleza para hacerte la manicura, aquí está la guía perfecta que te enseñará cómo hacerte tú misma la manicura paso a paso.

¿Qué necesitas?

Tu esmalte favorito, uno para la base y otro para la capa superior, palitos de naranjo, una lima de uñas, una lima pulidora de uñas, jabón de manos, un recipiente pequeño, agua templada, crema de manos, quitaesmaltes, almohadillas de algodón y un cortaúñas.

Paso 1 – Cortar y limar las uñas
Córtate las uñas a la longitud que desees y después límalas y pule su superficie con el pulidor para uñas.

Paso 2 – Pon tus uñas en remojo
En un pequeño cuenco lleno de agua tibia y con un chorrito de jabón de manos suave (nada de jabones antibacterianos, son demasiado ásperos para las manos), pon en remojo las uñas durante unos minutos para ablandar las cutículas.

Paso 3 – Arregla las cutículas
Saca las manos del agua y utiliza el palito de naranjo para presionar suavemente las cutículas hacia atrás mientras las cutículas todavía están blandas. Luego, masajéate las manos con un poco de tu crema favorita.

Paso 4 – Limpia tus uñas con quitaesmalte
Coge un trozo de algodón impregnado en quitaesmalte y frota cada una para dejarlas limpias y listas para la acción.

Paso 5 – Aplícate la base de uñas
Con mucho cuidado aplica una fina capa de esmalte de base de uñas.

Paso 6 – Aplícate el esmalte de uñas
Deja secar esta primera capa de base durante al menos un minuto. A continuación, aplica una primera capa muy fina de esmalte uñas. El truco está en pintarse las uñas con solo tres pinceladas.

Comienza pintando una línea recta en el centro de la uña, llegando tan cerca como puedas de la base de la uña, pero sin pintar la cutícula. Después, pinta una línea a cada lado de esta primera pincelada central. Lo importante es hacerlo despacio y con precisión. Tómate el tiempo que necesites. Si te manchas la piel con esmalte, no lo toques: lo retiraremos después.

Después de esta primera capa, las uñas no tienen que quedar perfectas. Es más, el esmalte no debe quedar totalmente opaco. Asegúrate de que la primera capa no es demasiado gruesa.

Paso 7 – Aplícate una segunda capa
Para la segunda capa, utiliza la misma técnica que para la primera capa de esmalte, pintando las uñas en tres secciones. Esta capa debe ser también fina, pero si no estás usando un esmalte transparente, las uñas deben quedar totalmente opacas después de esta segunda capa. Si el esmalte no está opaco, aplica otra capa fina de esmalte si lo ves necesario.

Paso 8 – La última capa
Es el momento de aplicar una última capa de esmalte muy fina que cubra toda la uña hasta la punta. Esta última capa nos servirá tanto para dar el toque final de color a la uña como para eliminar los restos de esmalte que hayan quedado en la piel.

Paso 9 – El toque final
Según la cantidad de esmalte que tengas en la piel, así deberás cubrirlo con una fina capa de esmalte.

Con la punta de un palito de naranjo, presiona ligeramente la pintura desde la base de la uña y arrastra la parte lisa del palito hasta la punta de tu dedo. ¡Listo! Tus uñas han quedado perfectas.

Deja secar las uñas durante, al menos, 30 minutos, antes de hacer cualquier cosa para evitar que el esmalte te manche la ropa.

Ya ves que hacerte tú misma la manicura paso a paso es muy fácil con estos sencillos consejos. Cuando lo pruebes, cuéntanos qué tal han quedado tus uñas.